Carta al pretérito imperfecto

Tenía un pasado al que le escribía todos los días. Al que dedicaba canciones y poemas de gran carga emocional. Y pronto una noche, solo era añeja pólvora que soportaba los cañones de lágrimas en la madrugada.