“He puesto en jaque las ideas del inicio y del final, pero siempre termina en eso: un eclipse de percepciones, de emociones, de gestos, de manías, de experiencias, de ideas, de todo.”

El dolor era insoportable. A penas unos días antes, el bisturí había pasado por mi vientre: habían extraído una vesícula inflamada y suturaron una hernia umbilical. Mi vida había cambiado por completo desde entonces. Una luna llena inquieta, juguetona, curiosa se alzaba en el cielo y pronto recordé las noticias astronómicas por esos días.

A penas podía moverme o caminar, pero no fue impedimento para tomar la cámara y salir. La noche fría sorprendía las calles limeñas en pleno verano y algunos caminaban de la mano o del brazo para compartirse un puñadito de calor y muchas vibras de cariño. Era uno de esos días cuando el romance flotaba por los aires, y una suerte de buen ánimo invadía a esas almas esperanzadas.

 

Esa noche fue maravillosa. Si el amor se escondía por las esquinas, pues nunca había visto prueba más hermosa a través del cielo. La Luna y el Sol se juntaron e hicieron una muestra de su coqueteo. Pensé rápidamente en esa metáfora: de rojo se tiñeron sonrojándose por que todos los veían en una danza magnífica. Eran celebridades que modelaban ante la cámara con gran soltura, con una manera especial de hacerse sentir, de dejar que los vean amándose sin vergüenza alguna.

Pensé que las personas también son así. Que llevamos un eclipse adentro que se mueve al compás de Bonnie Tyler y esa clara alución a ese pequeño encuentro de dioses en nuestro interior. Y entonces suena como un eco vacío, pero profundo su voz ronca, pero dulce que matizaba cada segundo de aquella experiencia visual.

Once upon a time there was light in my life
But now there’s only love in the dark
Nothing I can say
A total eclipse of the heart

Sin tanto más que resaltar, las nubes que se atropellaban en el horizonte se aproximaban raudamente como guardias a cubrir la escena bochornosa. Y entonces pensé en nuestra consciencia. Y cada personaje se iba descubriendo. Hilarante, perfecta y silenciosa. Poco a poco la escena se descubría como la trama perfecta de una historia de romance fortuito: ella y él se aman a escondidas y el destino les impide estar juntos. Se encuentran tras muchos meses de lejanía y son pillados por otros que los desean lejos. Y así mismo son las emociones dentro.

Una suerte de ideas revuelcan mi cerebro y terminan por unirlo todo. A veces, tengo ese nudito en la garganta cuando algo así llega: las personas somos iguales. Cuando las versiones de uno mismo se trasponen una sobre otra y dejan evidencia de lo que hemos sido y de lo que seremos o de lo que somos.

He vivido así también casi toda mi vida. He puesto en jaque las ideas del inicio y del final, pero siempre termina en eso: un eclipse de percepciones, de emociones, de gestos, de manías, de experiencias, de ideas, de todo. Y ese puñadito que estruja el corazón y produce nuditos incómodos en la garganta se convierte en una explosión del luz al pasar aquel eclipse interno. Finalmente, somos el resultado de poner esas ensoñaciones una frente a otra. Finalmente, somos el resultado del romance entre todos los aspectos de nuestras vidas combinados. Un puñadito, un nudito en la garganta.

El eclipse pasó y las nubes cubrieron esa Luna rojiza. Las estrellas y la escena se esfumaron. Y las ideas se fueron así como vinieron, cuando el viento azotaba aún con más fuerzas las calles olvidadas por aquellos que fueron tocados por el espectáculo. Ya no había quienes se tomaran de la mano, y en aquel parquesillo las bancas solitarias sentaban las sombras de quienes alguna vez estuvieron. Solo quedaba un gato en la rama de un árbol mirando los rezagos de la Luna y un perro aullándole en consuelo.

2 Replies to “Mi primer eclipse”

  1. La originalidad hoy brilla como esa luna amada por el sol Avril, me ha encantado el símil que utilizas para los amantes, ha sido una verdadera gozada leerte y disfruté enormemente pudiendo ver a esos amantes y a ese gato subido al árbol observando toda la maravillosa escena que las nubes trataban de proteger.
    Mis más sincera enhorabuena por esta genial entrada.
    Espero que ya estés bien de tu operación.
    Recibe mi abrazo⚘

Dime lo que piensas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.