Mi primer eclipse

He puesto en jaque las ideas del inicio y del final, pero siempre termina en eso: un eclipse de percepciones, de emociones, de gestos, de manías, de experiencias, de ideas, de todo.