Convicciones

Hay una Europa que quita la venda de los ojos cuando se visitan sus calles. Lejos de ser una población atea como muchos creen en América Latina, sus creencias se notan a través de sus monumentos a la fe: sus templos y costumbres