Pequeños instantes de aquellos que a veces solo hacen eco a un corazón con muchas memorias abstractas mezcladas 

Algunos mensajes pueden ser solo eso. Pueden ser mensajes nacidos del alma o un cúmulo de palabras puestas al azar. Hoy quise hacer una compilación de pequeños momentos que nacieron de recuerdos distorsionados de la realidad. Recuerdos sin nombres, sin personajes, sin protagonistas. Un montón de recuerdos ajenos.

Laberintos 01/05/19

Si te digo que me pierdo en esos laberintos del tiempo en los que solíamos pasarnos horas eternas en la cama, mirándonos los lunares y las marcas del amor. Y caminábamos entre tulipanes de colores, entre gotas de lluvia derramadas de las ventanas, entre las noches vacías en la plaza o esas horas eternas frente a la iglesia sin entrar. ¿Por qué no perdernos de nuevo en aquel laberinto que hacemos al besarnos?

Y cuando nos quedábamos en silencio, mirando nada más que nuestros ojos, cuando a veces susurramos te amos al oído para erizarnos la piel. Cuando nos apresuramos a llegar a un sitio para encontrarnos, cuando pensamos uno al otro en nuestras noches de ausencias, ¿porqué no perdernos de nuevo en aquel laberinto que hacemos al besarnos?

Y ahora mis labios y mis brazos te esperan.

Tulipanes 02/06/19

Me sentía en las nubes. Quizás habíamos pasado mucho tiempo jugando como niños, pero en aquella ocasión todo tenía mucho sentido: comprendí que valía la pena invertir el tiempo en alguien que me hiciera sentir que el mundo lo era todo si estábamos juntos y sí que lo valía. Comprendí que estar en casa era estar donde él se encontrara y eso lo hacía especial. Podían pasar muchas personas en la vida, pero si una logra detenerte un momento, es esa la persona indicada, aquella que te hace sentir cómoda con todo y más aún: contigo misma. 

Por esas personas que te hacen sentir como en casa.

Mapas 26/05/19

Entonces, aquí estamos de nuevo. Miramos otra vez este mapa y nos damos cuenta del espacio, del océano que nos separa. Pero aquí estamos: mirándolo mientras que observamos las estrellas, creyendo que son las mismas porque así nos encontramos en el mismo tiempo y espacio cubiertos del mismo manto celeste, y del mismo techo azul en las madrugadas.

Dime lo que piensas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.