Melancolía

“Sus ojos seguían así de cerca, sus latidos iban al compás de los míos, y comprendí, de inmediato, que realmente estaba dispuesto a mucho.”