¿Quién no ha tenido un amor platónico? ¿quién no ha idealizado a alguien sin tener grandes vínculos y ha llegado a enamorarse de lo que esa persona es en esencia? El amor no tiene límites cuando aparece y puede llegar en el momento menos pensado con personas que terminan por ser precisamente todo lo que uno admira.

Siendo más joven escuché por primera vez ese término. Estaba acabando los primeros años de la secundaria y asistía a clases de inglés en un instituto. Una compañera de clase me dijo casi atontada

  • El profesor de este ciclo es muy simpático. Tiene algo que me hace sentir increíblemente bien. – y se tocaba el vientre como si lo que sintiera emocionalmente tuviera una suerte de relación con lo que su cuerpo trasmitía en esa zona.
  • ¿Y le dirás? ¿Vas a declararte? – le pregunté
  • ¡Por supuesto que no! Solo es un amor platónico.– chistó.
  • ¿Qué es eso? – pregunté de nuevo.
  • O sea, que es imposible. ¿Sabes cuántos años tiene él y cuántos tengo yo? ¡Podría ser mi papá!

Pero, no. El amor platónico no es aquel amor imposible como muchos lo explican. Es una forma de amar por encima de todo como una suerte de embelesamiento por la belleza única de un ser que te ha cautivado. No, Platón no creía que fuera imposible, porque, para él, un amor imposible, simplemente, no era amor.

Y tenía mucha razón.

Este amor empieza como una canción de notas alegres en un walkman. Una dulce sonata que mezcla acordeones y melodías románticas en medio de un aparato obsoleto, en el que no puedes ver cómo se desarrolla pues no es un video de YouTube, ni puedes saber nada más que la duración de la pista. Así de ciego, pero único. 

No, no una simple idealización. Hablamos de aquel amor a la inteligencia, a la belleza por encima del cuerpo, del sexo o cualquier elemento banal que pudiera dañar la esencia misma de la persona. 

No, el amor platónico no es aquel amor imposible. Es amar a alguien con sus defectos, virtudes, sueños, anhelos, bajezas, o lo que fuera. Es amarlo como una canción en un walkman: una melodía que a ojos cerrados te hace sentir vivo y te toca. Sublime e infinitamente. 

2 Replies to “Amores platónicos y un walkman”

  1. Bellas palabras querida Avril, el amor platónico yo creo que es de los más bellos, pues se idealiza a esa persona y se vive desde la distancia, creo que jamás se olvida.
    Te quiero pedir disculpas porque mi corrector a veces me la juega y en un comentario que me has hecho al contestarte te quise poner que tienes gran sensibilidad al escribir, y me puso debilidad, no sabes lo apenada que estoy por ello.
    Mil disculpas de nuevo querida amiga de palabras.
    Recibe mi abrazo⚘

    https://poetasenlanoche.wordpress.com/

    1. Estimada,
      Muchas gracias por tus sinceras palabras. Entiendo totalmente los temas del corrector de los móviles. A mí también me suelen jugar algunas bromas pesadas. Pero lo entiendo perfectamente. Muchas gracias por tus comentarios hacia mi persona y hacia mis textos. Realmente lo aprecio mucho. Un fuerte saludo 🙂

Dime lo que piensas...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.